Bubu,

A los japoneses les encantan los productos de edición limitada. Ya no solo hablando de frikadas pero también bebidas y menús especiales que solo están disponibles durante cierto tiempo.

El fin de semana pasado me fui a Starbucks para probar una nueva colección de productos de matcha que tienen ahora.

También de camino me pase por Don Quijote, siempre tienen cosas curiosas que ver.

Os dejo un vídeo aquí, besitos.

Bubu,

Chovak y Rita por fin están en Osaka y tuve que ir a buscarlos al aeropuerto. Fue bastante caótico ya que mi perra es enorme y no la podemos traer en el tren.

Alquilé un coche y mi amigo Kousuke nos hizo de chófer (yo no tengo permiso de conducir).

Chovak y Rita se retrasaron un poquito, pero por suerte descubrí que hay un mini Pokémon Center y me distraje mirando peluchitos.

Tenían un montón de Pikachus vestidos de pilotos y de azafatas<3.

Esta bolsa cuesta 9200 yens OMG.

Qué carita tiene Bulbasaur <3

No sabía que había peluches de Diglett xD.

Diglett también merece amor.
Necesito este peluche.

Pikachu deforme
Kousuke imitando la cara de Ditto lol
Argh, mi próximo móvil será una iPhone para poder tener fundas Kawaii.

Perdonad por la calidad de algunas de las fotos, mi móvil está un poco hecho mierda xD.

 

Besitos de Yu

Bubu chic@s,

En primer lugar siento no haber actualizado tanto como me habría gustado. Desde que volví a España en 2014 he estado bastante liada.

En un principio me matriculé en un doctorado con la idea de seguir enseñando e investigando en la universidad como había hecho anteriormente en Estados Unidos. Por desgracia, aunque empecé con muchísimas ganas, el doctorado se me ha quedado pequeño de seguida por la falta de recursos y de oportunidades para formarme y crecer dentro del departamento de inglés de la universidad.

Acabé el primer año de doctorado con un informe favorable, pero aún así me sentía mal y no quería continuar estudiando en aquellas condiciones. Hablé con mis tutoras y decidí descansar de mi investigación durante medio año para pensar en si quería seguir o no.

Durante ese tiempo Chovak y yo estuvimos barajando diferentes opciones para nuestro futuro, siendo una de ellas volver a Japón.

Os voy a ser sincera. Encontrar trabajo en Japón como profesora de inglés desde España es como ganar la lotería. Mandé mi CV a un montón de empresas y muchas me dijeron que, aunque cumplía el perfil para el trabajo, no podían contratarme porque no había nacido en un país de lengua inglesa.

Poco les importaba que tuviera una carrera de filología inglesa, que hubiera estudiado un máster en historia de EEUU en Maryland, que tuviera una green card o que estuviera casada con un americano. Sólo querían contratar a personas nativas.

No obstante, por muy difícil que sea, no es imposible. Busqué y busqué por internet y encontré varias escuelas que también contrataban a personas que hablaban inglés como un nativo (os puedo poner una lista otro día).

Seguí enviando mi CV y conseguí que varias de estas empresas me entrevistaran por Skype. Después de 3 entrevistas con la misma empresa, ésta me dijo que me contrataba.

La empresa se comprometió a hacerme de sponsor para conseguir el visado de especialista en humanidades (YES YES YES YES).
image

Después de tantos meses buscando trabajo, pensé que habría pocas complicaciones ya para volver a Japón (pobre Yu del pasado).

PEEEEEEERO entonces me encontré con el FINAL BOSS. INMIGRACIÓN.
image

Resulta que inmigración en Japón funciona un poco en plan ruleta de la fortuna. Los requisitos para obtener un certificado de elegibilidad (el papel que se necesita para que te den el visado de trabajo) dependen un poco de quién quiere entrar y de cómo se levante el señor de inmigración a cargo de tu solicitud ese día.

image

En un principio sólo me hacía falta enviar una fotocopía de mi título de carrera, varias fotos tamaño carné, un papel del banco para probar que podía pagarme el billete de avión y mantenerme hasta cobrar mi primer sueldo y poca cosa más.

LUEGO el señor de inmigración vio que era española y tenía un mal día o algo y dijo: "LOL NOPE". El señor incluyó miles de requisitos y como resultado me denegaron el CoE (Certificate of Eligibility) 3 veces.

La última vez que mandé los papeles tuve que probar que tenía 10 años de experiencia en el ámbito de la filología (contando estudios y curro). Por suerte tengo 11 (chúpate esa). Además, también tuve que mostrar documentos para probar que había vivido durante un largo tiempo en un país de lengua inglesa (3 años YAAAAY).

Supongo que al final el señor de inmigración no sabía que más pedirme ya. Después de 8/9 meses de espera y lucha constante, hace un par de días me confirmaron que había conseguido mi CoE <3.

Escribo este post para animar a tod@s aquellos que estén en el proceso. Es difícil pero no imposible.

Besitos,

Yu

PD: Supongo que me voy a Osaka en un par de meses o menos xD.